Importancia de la lectura en preescolar

La importancia de fomentar la lectura en los niños de edad preescolar

Seguramente desde niño escuchaste a tu padres decir que la lectura es muy importante y seguramente nos gustaría fomentar ese habito en nuestros hijos. Sin embargo el ritmo de vida actual a veces impide que le dediquemos el tiempo que debiéramos a esta actividad.

Esta actividad es de gran importancia, ya que tanto la lectura como la escritura son procesos que requieren de análisis e interpretación, a través de éstos se construyen significados; es decir que leer y escribir son básicamente actividades con las que construimos y ampliamos conocimiento del mundo que nos rodea.

El la escuela se usan muchos recursos que ayudan al alumno al desarrollo de su vocabulario, lectura y escritura como:

Juegos creativos y simbólicos

  • Experiencias planteadas
  • “mostrar y decir”
  • Narraciones
  • Pantomimas
  • Dramatizaciones
  • Títeres
  • Foros
  • Canciones infantiles
  • Decir y escuchar poesías, trabalenguas, y rimas.

No necesariamente tenemos que hacer todo esto en casa, pero si tratar de hacer ameno este tiempo.

¿Cuanto tiempo dedicarle a la lectura?

Realmente no se necesita mucho tiempo, con media hora al día sera mas que suficiente para empezar a fomentar el abito, pero hay que ser constantes. Pues como dicen el refrán «Cualquier esfuerzo resulta ligero con el hábito.«

Cada quien a su nivel

Si bien es cierto que en la etapa preescolar los niños pueden ya leer, hay otro cuyo avance puede ser mas lento, sin embargo no por eso debemos descuidarlos. Sobre todo hay que hacer ese momento divertido y ameno para así animar a los peques a que vayan tomando el abito de la lectura. Sin embargo no decimos que no asentemos con nuestros hijos a leer el Quijote de la mancha, para nada.

Al contrario, como mencionamos antes, debemos hacer ese momento alegre y divertido, con libros llenos de ilustraciones y colores y pocas palabras, así los peques van a empezar a relacionar la palabra con su significado mientras nosotros como papas le narramos el cuento enfatizando las palabras con su imagen.

12 ideas consejos para fomentar la lectura en los peques de la casa

Para ayudar en este proceso les propondremos una serie de 12 consejos para fomentar la lectura con nuestros hijos y que lo vean como una parte divertida del día.

1. Dedicar tiempo a los niños

Definitivamente como papas debemos darnos un tiempo para pasar con nuestros hijos tiempo de calidad y la lectura puede ser ese tiempo.

2. Conocer sus gustos

Si hay alguien que conoce a sus peques mejor que nadie son sus papas, que mejor que ellos para buscar libros con temas que les sean interesantes.

3. Pedir consejo y conocer los libros adecuados para su edad

No esta de mas informarse sobre los libros mas adecuados para la edad de nuestros hijos, la asesoría de un experto es siempre bien recibida.

4. Proponer / recomendar lecturas y dejarles elegir

Una vez que sabemos los gustos de los peques y que tenemos una lista de posibles libros en función de su edad, es hora de hacerles nuestra recomendación y proponerles una serie de libros para que ellos elijan libremente qué es lo que quieren leer. Así se sentirán importantes en todo el proceso lector y se sentirán más implicados con el libro en cuestión.

5. Entender la lectura como un juego

Hay que conseguir que los peques vean la lectura como un juego más. Para ello se pueden programar una serie de actividades alrededor del libro, y de su historia, para que vean su parte lúdica. Como por ejemplo leer a sus peluches, disfrazarse o hacer un dibujo al finalizar la lectura. Y algo muy importante, cuando leemos a los peques es fundamental dramatizar las lecturas.Hay que conseguir que los peques vean la #lectura como un juego más

6. Crear espacios de lectura en casa y marcarse unas rutinas diarias

Al igual que en casa los peques tienen un espacio para jugar, hay un espacio para comer, hay un espacio para descansar… también tienen que tener un espacio dedicado al libro y la lectura. Esto ayudará a los peques a ver la normalidad de la lectura en sus vidas y pasará a formar parte de ellas. También es importante marcarse unas rutinas diarias para crear el hábito lector en los peques. Por ejemplo, leer cuando vuelve del colegio, leer antes de cenar o leer antes de irse a dormir.

7. Estimular a los pequeños y no presionarles con la lectura, no imponérsela

La estimulación de la lectura es fundamental para vean y sientan la importancia que tiene ésta en sus vidas, pero dicha estimulación no debe llegar a ser una imposición. Nosotros (los adultos) no todos los días tenemos un día fenomenal, e incluso normal. A los peques de la casa les puede pasar lo mismo. Pueden estar cansados, agotados o enfadados por cualquier causa. En esos días la rutina de lectura se puede romper sin ningún problema. El objetivo es que no se sientan presionados por la lectura. Y muy importante, tened en cuenta que la lectura para ellos supone un gran esfuerzo al estar aprendiendo las letras, sílabas y palabras (y a comprender lo que están leyendo) así que fuera presiones y paciencia.

8. Hablar sobre libros y asociarlos a cada momento o situación

Hay que aprovechar (de forma natural) hablar de los libros y sus historias a los peques en cualquier momento o situación que se da a lo largo del día. Esto hará que creen asociaciones positivas entre lo que están aprendiendo con la lectura y su aplicación en su vida (aunque todavía no sean muy conscientes de ello).

9. Llevarles a la biblioteca o a librerías donde entren en contacto con los libros

Hacerles ver que el mundo está rodeado de libros es fundamental, al igual que llevarles a bibliotecas y librerías (aquí englobamos las plataformas online). Enseñarles a que pueden usar dichos espacios para hojear libros y llevárselos a casa (en préstamo o comprándolos) para que ocupen un hueco en su espacio de lectura.

10. Tener siempre libros a mano

Es importante tener siempre libros a mano para que cuando llegue el momento de su lectura estén disponibles y no haya que esperar. Es por eso por lo que es interesante hacerse una lista de libros a leer por los peques para que según se vaya acercando la fecha (estimada) de lectura ya estén en la estantería del niño (o en la tablet) o se vaya un día antes a la biblioteca a por él.

11. Intercambiar libros con otros niños

Entrar en el juego del intercambio de libros con otros niños puede ser beneficioso para los peques. Es otra oportunidad para acercarse a nuevas lecturas y relacionarse con otros niños a través de la lectura.

12. Dar ejemplo

Sin duda que es uno de los consejos más importantes. Los peques son esponjas y actúan por imitación, así que qué mejor que nos vean leyendo y nos quieran imitar.

Fuentes consultada:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.